26 junio 2006


Bien, la imagen corresponde a la película "Las Tortugas también Vuelan". ¿De qué estoy hablando? Coproducción Irán-Irak del 2004 que narra, crudamente, las vivencias de un campo de refugiados iraquíes en la frontera con Turquía a la espera del inminente ataque estadounidense que ya todos conocemos...

Situada en la roca y desierto, enclavada en la bruma y el viento, esta cinta dá cuenta, a través de niños, ancianos e inocentes sin edad, del sinsentido de la guerra y la naturaleza norteamericana como únicos dueños del verdadero terrorismo.

Conmovedora, descarnada y lapidaria, "Las Tortugas también Vuelan" roba lágrimas que no son más que testimonio de la más mísera realidad. Y no deja lugar a las preguntas: el dolor se contesta por sí solo. También la impotencia. Y el desconcierto...

La realidad narrada por la realidad misma. Esta vez, en forma de película. Y de acierto.

14 junio 2006

Últimamente...

... soy el culpable de mis días nublados y de la humedad que cuelga de mi techo.

Estoy en condiciones de reducir a polvo el castillo más bello que uno pueda modelar. Y ahí es cuando digo "ja! nunca entendiste nada" nunca entendiste nada, L. y Segui...

Saboteador, ése debería ser mi sobrenombre. Amo del martillo que aplasta dedos propios... y héroe de mi autoperdición.

Es un día negro el de hoy. Angustia de la desesperación. Y la culpa -que nunca olvida saludarme- ha decidido salir de picnic con mis palpitaciones más risueñas. Ojalá las horas pasen pronto...

Y vos estés ahí.

Como todos los días.

Diciéndome "no me falles" "ojalá estemos juntos siempre".

Y yo pueda llorar en tus brazos hasta sentir que esta mañana; el desasosiego de estas horas, no ha sido más que un mal sueño. Una tonta e improbable pesadilla...

Y que sólo vos sos lo real. Para mi suerte. Sólo vos, amor...